Javier Aguado nos cuenta cómo conoció a Miguel Delibes

Espero que estas letras sirvan como recuerdo a muchos vallisoletanos, que en aquellas fechas eran estudiantes de la Escuela de Comercio de la calle de la Estación. Yo era estudiante de tercer curso de Perito Mercantil, pero matriculado como alumno libre, es decir sin presencia obligatoria a las clases. Era el mes de junio y tenía el examen final de la asignatura de la cual D. Miguel era el catedrático titular, Geografía Económica Mundial. Habitualmente, las clases, según me comentaron los compañeros, eran dadas por los profesores no numerarios (PNN) y se realizaban los exámenes por escrito durante el curso. Pero justo antes de comenzar el examen se presentó en el aula D. Miguel Delibes. Tuve la «suerte» de que, al ser el único alumno con matrícula libre, me hizo el honor de examinarme de forma oral. Ante mi descomunal sorpresa, primero me debí de poner pálido, después fui pasando por todos los colores. Me hizo dos preguntas: 1.- Principales regiones productoras de carbón en la antigua URSS. Y 2.- Principales Estados de EEUU productores de trigo. Y tuve la suerte de que, cuando se disponía efectuarme la tercera pregunta, entró en la clase mi “ángel salvador”, Manolo, el bedel, comunicándole que le llamaban por teléfono desde Madrid (no existían los móviles ni imaginábamos lo que eran), y dio por terminado el examen con un Notable más que merecido.

La relación fue para mí de lo más intensa e inolvidable.



Social Widgets powered by AB-WebLog.com.