Vuelve a casa con nuestro refresco lingüístico

La escapada “al pueblo” durante el puente de agosto suele traer cierta “cola lingüística” que se deja notar cuando volvemos a la vida urbanita…

Así que cuanto antes nos deshagamos de ese indeseable

Voy en casa de mi hermano.

y volvamos a

Voy a casa de mi hermano.

mejor que mejor…



Social Widgets powered by AB-WebLog.com.