¡Mucho cuidado con los imperativos!

Un imperativo es un imperativo. Y un infinitivo es un infinitivo.

Para dar una orden o una indicación, utilizaremos la forma imperativa del verbo (esa que nunca acaba en “r”), y no un infinitivo verbal (ese que siempre acaba en “r”).

Firmad aquí, por favor                     y no         Firmar aquí, por favor

Venga, no os quedéis de pie              y no         Venga, no quedarse de pie

Pasad, pasad                                        y no         Pasar, pasar

Comunicadnos las incidencias          y no         Comunicarnos las incidencias

Cuando en una receta de cocina, el chef indica qué paso dar a continuación, utiliza el infinitivo, sí; pero solo porque es una explicación hecha en general, que no está dirigida a nadie en concreto.

–       Trocear la verdura en juliana y reservar.

–       Incorporar el huevo batido y mezclar bien.

–      

Esto ocurre sobre todo en recetas puestas “por escrito”. De hecho, en los programas de cocina televisados, lo habitual es que el cocinero-profesor se dirija a su público utilizando el verbo en voz activa, en tiempo presente y en plural.

            … A continuación salpimentamos y rehogamos para sellar la pieza de carne…

Y ¡ojo!: los funcionarios municipales no estamos exentos de hacerlo así… Ni siquiera a la hora de redactar circulares, instrucciones y similares…



Social Widgets powered by AB-WebLog.com.